Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

28 oct. 2015

Asesino del Torso.

El asesino de los torsos de Cleveland fue un asesino en serie no identificado que mató y desmembró al menos a doce víctimas, cuyos cadáveres dejó en la zona de Cleveland, Ohio, en los años 1930.



Hay doce víctimas oficialmente atribuidas al asesino de los torsos, pero investigaciones recientes muestra que podrían ser más. Los asesinatos oficiales fueron cometidos entre 1935 y 1938, pero algunos, incluido Peter Merylo, agente de la policía de Cleveland, creen que pudieran ser más de cuarenta víctimas entre los años 1920 y 1950 en la área que incorpora Cleveland, Pittsburgh y Youngstown (Ohio). Dos candidatos fuertes para adición a la lista son una víctima no identificada apodada la «señora del lago», que fue encontrada el 5 de septiembre de 1934, y Robert Robertson, descubierto el 22 de julio de 1950.

Las víctimas eran de ordinario vagabundos cuyas identidades nunca se determinaron, aunque hubo algunas excepciones (la segunda, tercera y octava víctimas fueron identificadas respectivamente como Edward W. Andrassy, Florence Polillo y quizá Rose Wallace). Todas las víctimas, hombres y mujeres, parecían pertenecer a las clases sociales bajas y eran, por esto, presas fáciles en Cleveland en el tiempo de la Gran Depresión. Muchos eran conocidos como trabajadores pobres (working poor) que vivían en barrios pobres como el Flats.
El asesino de los torsos decapitó siempre y frecuentemente desmembró a sus víctimas, a veces cortando también el torso por la mitad. En muchos casos la causa de muerte había sido la decapitación misma. Muchos de los hombres asesinados habían sido emasculados, y los cuerpos de algunas víctimas mostraban los signos de tratamiento químico. Durante el tiempo de los homicidios «canónicos» Eliot Ness tenía el cargo de director de la seguridad pública de Cleveland, una posición con autoridad sobre el departamento de la policía y los servicios secundarios, incluso el departamento de bomberos. Aunque Ness tenía poco que ver con la investigación, su nombre está fuertemente asociado con el caso.

.

.