Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

9 ago. 2015

Por qué.



La verdad es que nos pasamos la vida buscando respuestas, a veces, el no tenerlas nos angustia, cuando en realidad, sencilla y llanamente, hay preguntas que no tienen respuesta.
Si nos ponemos a analizar el comportamiento de los demás con nosotros, nos haremos las típicas preguntas de:

¿Por qué actuó así?
¿Por qué no valoró lo que hice?
¿Estará bien sin mí?

Son preguntas a las que nunca tendrás respuesta, básicamente, cuando alguien es desleal, te traiciona y hecha por tierra tus horas de dedicación y confianza, no puedes esperar que reconozca que lo ha hecho.
A nadie le gusta ser el malo de la película, pocas personas son capaces de reconocer sus errores y darle a la otra parte la paz que necesita para seguir hacia delante.
La mayoría de las personas son egoístas, eso implica sentirse bien ellos mismos por encima de cualquiera y, obviamente, no van a reconocer un mal comportamiento o una mala frase, eso les haría "ser los malos" y les impediría seguir fingiendo que son "buenas personas".

A un egoísta no se le puede pedir que mire por el bienestar de otros, tampoco se le puede exigir sinceridad ni mucho menos lealtad, sólo son leales a ellos mismos.

Tenemos que aceptar que ese tipo de preguntas nunca tendrán respuesta, hay que dejarlo ir, dejarlo pasar, pasar página.
Continuar con el libro, seguir girando, mantenerte en pie.
Al fin de cuentas, cuando uno sabe la verdad no es necesario que nadie venga a confirmártela. Puede llenarte la impotencia y la angustia pero, como todos sabemos, pasará.
Y seamos sinceros, pierde más la persona desleal, el traidor. Quizás traicionará a más gente y utilizará a otros pero, lo bueno, es que siempre estará solo y, aún estando acompañado, será una falsa compañía. Cuando sólo te quieres a ti mismo haces que el resto no pueda quererte.
Todas las relaciones son un toma y daca.
Sí, hay preguntas que nunca tendrán respuesta y llegará el punto en que esa respuesta dará igual. No hay respuesta ni excusa para causar dolor, para traicionar ni para ser desleal.
Olvidemos las preguntas, ya tienen sus respuestas, quizás no de esa persona pero cada cual conoce su verdad.
No es necesario nada más.

.

.