Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

24 may. 2015

La planta. Libro Stephen King.


Jamás pensé que Stephen King me fuera a decepcionar, no es que yo sea una gran fan, pero si tengo todos sus libros. Libros que siempre he disfrutado pese a que algunos finales me han dejado patinando y pese a su obsesión de entre mezclar historias volviéndote medio loca.
Hasta eso me parecía atrayente de sus novelas. Tenía su encanto.
Digamos que mi relación con este escrito iba bien hasta que descubrí La planta.
Antes de empezar con el resumen y mi opinión, os digo algo, ti tenéis pensado comprar este Ebook, NO LO HAGÁIS. Soy la primera que siempre dice que hay que comprar las obras y demás pero este en particular, no merece la pena en lo más mínimo, y no por la historia, si no por otros factores que diré ahora.

Novela seriada que Stephen King publicó por entregas por Internet, escrita con estilo epistolar sobre un hombre que encuentra un manuscrito que habla sobre magia. Se compone de 6 entregas y dejó de escribirla porque supuestamente no alcanzó los objetivos que King había previsto.


John Kenton en un licenciado en lengua inglesa que trabaja para Zenith House, una pequeña editorial de libros de bolsillos de Nueva York que tiene el 2% del mercado de libros en rústica y es decimoquinto en una lista de quince editoriales. 
Todo el personal de Zenith House está angustiado ya que Ápex, la corporación dueña, pretende poner la casa en el mercado si no hay un repunte en las ventas en el año civil de 1981 y debido a la pobre red de distribución de Zenith, eso parece improbable. Es en este marco en el que Kenton recibe una solicitud por carta de Carlos Detweiller, de Central Falls, Rhode Island. Detweiller, de 23 años, trabaja en la Casa de Flores de Central Falls, y está ofreciendo un libro escrito por él titulado Verdaderos Cuentos de las Plagas Demoníacas. 
Para Denton es obvio que Detweiller no tiene absolutamente ningún talento de escritor pero en ese caso, ninguno de la mayoría de los escritores de la lista de Zenith lo tiene, de modo que decide alentar a Detweiller para que envíe algunos capítulos de prueba y un borrador. En cambio, Detweiller envía la obra completa, que es aún peor de lo que Kenton hubiera imaginado en sus peores pesadillas. Pero lo peor de todo son las fotografías que el aspirante a autor adjunta. Algunas son penosas falsificaciones, pero una serie de cuatro fotos resultan perturbadora y repugnantemente realistas. Y esto es sólo el comienzo.El comienzo de una historia casi tan descabellada como las que la editorial está acostumbrada a publicar.

Bien, por donde empezar. La historia es bastante predecible, además de que su redacción es una auténtica basura (joder, como se nota el trabajo de los editores en sus libros después de leer esto), me hace preguntarme cuanto de mérito tiene el autor y cuanto los editores que revisan sus obras y demás. La historia es pobre, con unos personajes anónidos, una historia predecible y... lo mejor, no tiene final. No, no lo tiene. No es que digas que tiene un final abrupto o abierto. Sencillamente Stephen King no consiguió todo el dinero que pretendía con esta obra, así que la dejó a medias sin pretensiones de reanudarla.
Lo malo no es eso. Lo malo es que cobraba por capítulos, por cada capítulo que la persona quería leer debía pagar 2$. En total publicó 6 capítulos pero, mi querido autor, se mosqueó porque no todos los cibernautas pagaban dicha cuota. Así que decidió joder a los que sí se había gastado sus 12$ (si multiplicamos el precio por capitulo con el número de los mismos, nos sale el mismo precio que compramos un libro formato físico edición de bolsillo). Así que dejó a un montón sin gente sin final, gente que había pagado. No contento con esto ha tenido los santos cojones de ponerlo formato Ebook y venta. Es decir, que este hombre pretende que paguemos por una historia que no contiene el más mínimo esfuerzo y, para más inri, carece de final.
Claro que si señor King, justo estaba pensando gastar mi dinero en semejante mierda de obra. 
Siempre se habla de vendidos, creo que en este caso, Stephen King, no sólo se ha vendido, es que ha estafado a un montón de gente que se ha molestado en pagar por sus obras.

.

.