Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

1 abr. 2015

El exorcista.



El Padre Lankester Merrin es un anciano sacerdote jesuita estudioso de las antigüedades que dirige una excavación arqueológica en el norte de Irak. Tras el hallazgo de una arcaica figurilla del diablo Pazuzu (un semidiós Sumerio-) y una moderna medalla de San Cristóbal yuxtapuestas en el mismo lugar, una serie de siniestros presagios le hacen intuir un inminente enfrentamiento con fuerzas malignas que, como el lector sabrá más adelante, el sacerdote lleva tiempo combatiendo mediante exorcismos en toda África. Entretando, en Georgetown (Washington D.C.), una joven llamada Regan MacNeil que vive con su madre -una actriz famosa- contrae una repentina y desconocida enfermedad. Tras una serie de fenómenos paranormales, la hija atraviesa una serie de terribles cambios físicos y mentales que hacen sospechar que está poseída por un espíritu diabólico. Tras diversos e infructuosos tratamientos médicos y psiquiátricos, la madre de Regan acude a un sacerdote jesuita local en busca de ayuda. El Padre Damien Karras, que atraviesa en ese momento una crisis de fe causada por la muerte de su madre, acepta visitar a Regan como psiquiatra, pero inicialmente se niega a admitir la posibilidad de una posesión diabólica. Tras nuevas visitas a la niña, que ahora está completamente dominada por su "espíritu" diabólico, el Padre decide solicitar del obispo el permiso para efectuar un exorcismo sobre la chica. Tras consultas protocolarias con el responsable de los jesuitas en Georgetown, el obispo designa como exorcista al más experimentado Lankester Merrin, que ha regresado recientemente de Irak. Karras, aún tomado por la duda, será su asistente. El prolongado exorcismo pone a prueba a los sacerdotes, tanto física como mentalmente. Tras la muerte de Merrin, la tarea queda en manos de Karras quien, recuperada su fe, logra salvar la vida de Regan.

Durante mucho tiempo, varias personas me insistieron en que leyera el libro, según ellos me iba a impresionar y a gustar. También decían que daba muchísimo miedo.

Tengo que decir que, ni me ha impresionado ni me ha dado miedo. Hay varios libros de Stephen King que me han dado bastante más terror que este.
No me ha impresionado porque, por una vez, la película es bastante fiel al libro. Hay pequeños detalles, pero pocos, que no salgan en la película. Creo que es bastante más aterrador ver la la película que leer el libro (aunque tengo que confesar que El Exorcista no me dio miedo)

Como sabéis está basada, supuestamente, en un exorcismo real, el de un njño de 13 años llamado Robbie Mannheim. El supuesto exorcismo duró 6 semanas. 
Soy agnóstica así que no creo en nada salvo si me lo demuestran, eso quiere decir que no desecho la existencia de un Dios (y por lo tanto del Demonio) sencillamente, no está demostrada su existencia o no, así que, dado que ese supuesto exorcismo pasó de una boca a otra... podría ser el caso de un trastorno mental.
Como sea, es de los pocos libros que puedes ver la película sin perderte grandes detalles.

.

.