Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

7 abr. 2015

Diario de una sumisa.



En su época universitaria, Sophie descubre con sorpresa la fascinación que ejerce sobre ella un azote que le da su chico, un joven estudiante como ella. Lo que al principio no es más que una anécdota se convierte en algo más serio: una temprana búsqueda de nuevas experiencias eróticas.

Tiempo después, ya convertida en una periodista segura de sí misma, Sophie entabla relación con Tom, un hombre refinado que no dudará en ofrecerle el tipo de relación sexual que ella anhela y que la llevará hasta los límites insospechados del placer a través de la sumisión.

 Sin embargo, será al conocer a James, un corredor de bolsa tierno y divertido del que se enamora perdidamente, cuando se adentrará, por fin, en las zonas más oscuras del placer. James la fascina: es la mano que acaricia, somete y también azota. Pero, ¿hasta dónde se puede llegar en nombre del placer y del amor? ¿Puede un hombre tierno... ser tan inflexible?

Este libro no está del todo mal, al menos relata bastante bien la posición de una sumisa que ama el sadomaso (repito, ella ama el dolor) 
Este libro prescinde del pasteleo de 50 Sombras de Grey y va más directamente, al tema BDSM. Se describe muy bien (aunque reconozcamos que va más directo al tema sadomaso) 
Lo único que no me ha gustado del libro es que va tremendamente lento hasta llegar a la relación importante (relación que como sumisa no aceptaría por el trato psicológico que ella recibe, que si bien, a ella le encanta, estaría dentro de mis límites)
Recomiendo leerlo porque está bastante bien y describe muy bien como una mujer totalmente independiente y normal (lo que la sociedad considera normal) con un gran éxito, desarrolla poco a poco y descubre su pasión por las relaciones D/s.

.

.