Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

10 mar. 2015

Día de mierda.

Hay días que uno no debería levantarse. Desde que pones un pie en el suelo empieza a ir mal  y no mejora el puto día.
Es justo lo que me ha pasado desde ayer por la mañana hasta ahora (y aún me queda este maravilloso día)
Para empezar no he dormido NADA. Sí, ayer me "levante" a las 5 de la madrugada un poco hasta los cojones de no poder dormir.
Aquí empieza todo lo gracioso.
No dormí porque estaba dolida y rayada. A lo lejos oigo a mi pequeño perro llorar con desconsuelo, así que me levanto y me dirijo hacía donde mi pequeño pin y pon descansa.
Al abrir la cocina me encuentro un suelo plagado de vómitos y diarrea (lo ideal que te puedes encontrar a esas horas) el pobre perro estaba jodido de narices así que nada, lo típico que me dice el veterinario:

- Primperam, Tanagel y ver como lo lleva (por supuesto, nada de comer)

Estoy limpiando todo el desastre cuando oigo a mi perra vomitando y llorando. Entro en mi habitación y mi querida y amada perra había vomitado sobre mi cama (porque no había más sitio, no, tenía que ser encima de mi cama recién hecha)

Así que limpia cocina a fondo, limpia todo el cuarto a fondo y pon TODOOOOOOOOO  a lavar. Mientras hago esto, mi perra decide que no es suficiente divertido y vomita por toda la casa.

Repetimos proceso de medicamentos y los encierro en el patio, mientras limpio y limpio sin tener un fin.
A las tres de la tarde (imaginad como estaba la puta casa y como olía para tirarme 10 putas horas limpiando) decido hacerme la comida y asomarme al patio a ver como siguen mis queridos perros
y mi amado perro pequeño se había fugado cual mago.
Me llevé la consiguiente bronca de los vecinos y discutí con alguno (lo que viene siendo normal en mí, que no puedo callarme)
Después de rescatar a mi pequeño pin y pon veo que mi perra se ha comido todo lo que me había preparado :')

Así pues, comí lo que pillé, seguí limpiando y colocándolo todo para finalizar tirada en la cama con un dolor impresionante de regla y dándome cuenta de que había pillado un resfriado de la leche.

Así que se podrá decir que tuve un día cargado de mala suerte pero no terminó ahí.
Recibí una llamada con MUY MALAS noticias y no tuve el apoyo de la persona que, supuestamente, debe darme apoyo.

Resumiendo: Entre unas cosas y otras, las personas, las circunstancias, la regla y mi salud... Preferiría haberme quedado en la cama todo el puto día y evitarme tanta mala suerte y tantos desengaños por parte de la gente.

Por cierto, sigo resfriada, sigo dolorida y tampoco he dormido esta noche :'D

.

.