Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

28 feb. 2015

Sumisa no tiene que equivaler a sirvienta.

Como bien sabemos dentro del BDSM (como dentro de cualquier forma de vida) hay diferente patrones, siempre hay extremos más radicales o menos.
Sin entender bien por qué, se suele asociar siempre todo a lo extremista.
Dentro de la sumisión, el amo puede determinar el papel que desea que ejerza su sumisa (como bien sabemos, siempre y cuando ella esté conforme y lo tolere) así pues, habrá sumisas que hagan todo por y para el amo. Si a este se le cae algo, ella lo recogerá, si el amo desea que le bañe, limpie, cocine y demás, ella lo hará. Siempre y cuando esos sean los roles que ambos han acordado.

El problema viene, cuando el pensamiento popular es creer que una sumisa es sirvienta de su amo.
Este pensamiento está más asociado al rol de esclavo/amo, más que al BDSM que implica un estilo de vida más acorde a buscar el cuidado de la sumisa.

No todas las sumisas somos sirvientas, es más, es la minoría. Prácticamente todas las sumisas son independientes, con un carácter bien definido pero que se desprenden de ciertas preocupaciones dejándolas a cargo del amo.

Mis relaciones BDSM siempre han sido así, jamás sirvienta ni esclava. Me he dejado llevar hasta donde he creído que era placentero para mí, he cargado en mi amo todas aquellas cosas que él podía hacer por mí, dejando a un lado varias de mis preocupaciones. Se encarga él, yo no me preocupo.
¿Podría hacerlo yo? por supuesto, soy totalmente independiente, pero confío en mi "amo, señor" (como queráis llamarlo o como cada pareja decida) como para dejar ciertos aspectos de mi vida es sus manos y vivir más tranquila.
Como sumisa siempre me he sentido cuidada, respetada y querida. He tenido y tengo el mayor grado de respeto hacía mi persona. Soy absolutamente mimada y, como prestación, concedo a mi amo sus deseos siempre y cuando entren dentro de lo acordado. Jamás se quebranta un límite, jamás.

No penséis que una sumisa es una mujer que no tiene independencia, o que vive sólo por su amo dejando de lado su persona, su cuidado o su vida.
Sigue teniéndolo todo, salvo que deja muchas cosas en mano del amo (como por ejemplo su cuidado, el amo se encargará de la salud y bienestar de la sumisa)

Toda relación BDSM sigue sus propias pautas. Todas. No son denigrantes para la mujer (un buen dominante jamás permitiría ese malestar en su sumisa).

Cada cual será sirvienta si es lo que ha decido, será esclava o irá atada a su dominante si es su acuerdo ¿es la regla general? por supuesto que no.
Cada cual pone el límite en su relación. La sumisa ama y adora a su amo tanto como él la protege y cuida a ella. No tiene más, el resto... queda a libre elección.

.

.