Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

1 oct. 2014

Apatía.


Llevo como un mes con una apatía inexplicable. Es raro es mí que siempre me levanto positiva y con ganas de luchar. Me repito a mí misma una y otra vez "Si luchas lo conseguirás"
Supongo que no me di cuenta, sencillamente hice lo de siempre, dejarlo pasar y centrarme en seguir hacia delante.
Es cierto que he tenido un par de años duros pero, teniendo en cuenta los anteriores, los problemas me los echaba a la espalda y seguía como si nada.
A nivel físico me sentía cansada, no, agotada. Me dolía la cabeza (y me duele a todas horas) el cuerpo y no conseguía comer ni dormir como siempre (eso tampoco ha cambiado aún)
Así que después de que el cuerpo me diera un aviso un tanto extraño, tuve que ir al médico.
Lo que yo pensaba que era un resfriado o una gripe que me había atacado un poco al estómago, resulta que era una crisis de angustia.
Así que he soportado tanto estres (sin darme cuenta, puedo jurarlo) que mi cuerpo a "petado".
Según el médico tengo depresión, soy tan "especial" que la mía no es de las que te hacen sentir triste y llorar por los rincones. En un primer momento discutí con el médico. Si no siento tristeza ni ganas de llorar, es imposible que sea depresión.
Entonces me preguntó que qué sentía "NADA"
Sí, no siento nada, me da todo igual. Hablo con la gente, interactuo con ellos y demás como siempre sólo que antes lo disfrutaba y ahora me causa pereza y, a veces, me molesta.
Me fuerzo a hacerlo porque sé que no puedo aislarme y hacer lo que de verdad deseo (No hacer nada de nada)
Me jode que todo lo que me gusta se haya convertido en una pesadez, que hasta sacar a mis perros (cosa que me encantaba) se haya convertido en.. "Puf... y ahora a sacar a estos..."
Me han mandado un tratamiento y mi apatía debería empezar a desaparecer en un mes.
Si yo lo llevo mal os podéis imaginar como lo lleva mi familia y mi pareja (sobretodo mi pareja) con ellos no tengo que fingir así que derrocho toda mi estupidez y bordería. Pagan mi mal humor mientras al resto les sonrío porque no tengo confianza con ellos.
Ya de por sí mi carácter es muy fuerte, ahora soy una fiesta.

.

.