Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

8 jul. 2014

Cuando el infierno se congele.

Esta es mi frase estrella cuando alguien me insta a cambiar de opinión en algo que tengo muy claro.
Estoy rodeada de tanta hipocresía que es bastante asqueante.
Los problemas de la sociedad son muchos pero lo más gracioso es que la gente se queja mucho y no hace nada. Es bastante fácil ver la paja en el ojo ajeno.
Creo que los jóvenes no sois conscientes de que si ahora la cosa está mal, para la próxima generación (vosotros) va a estar mucho peor ¿por qué? muy sencillo, los de "mi quinta" aún luchamos, protestamos, salimos a la calle y votamos.
La juventud se ha excusado en el "me voy a ir de este país" "no pienso votar para no darle la razón a ninguno" "salir a manifestarse no sirve de nada".
Error, error, error.

No es una crisis a nivel de España, es una crisis a nivel Europeo que va afectando a cada vez más países de la unión europea, sin contar que en otros países se están dando cuenta de nuestra situación y empiezan a explotar a los españoles y a ponerles calificativos despectivos (ya sabéis, como se hace en TODOS los países con los inmigrantes, y en nuestro caso mucho más debido a la cantidad de críticas que hemos vertido contra la inmigración en nuestro país).

En cuanto al caso del voto, voy a poner un simple ejemplo, ilustrado en fotografía para que seáis conscientes de como perjudicáis con vuestra actitud de no ir a la urnas a votar por vuestro derecho.


Por último decir que las personas que cambian el mundo no son las conformistas que se quedan en casa mirando hacía otro lado mientras el mundo a su alrededor se derrumba y cambia a peor. 
Soy una persona que no ama la política pero odio ser una ignorante y cada uno de vosotros debería luchar por el derecho a saber. 

.

.