Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

29 jul. 2014

BDSM: Límites.


Los límites en BDSM se crean por varios motivos. El principal es el respeto absoluto hacia la sumisa que pese a ser la parte dominada, debe tener claro hasta donde puede o no puede llegar el dominante. Este siempre respetará estos límites para que ambos disfruten la sesión.
Los límites son muy importantes en la primera toma de contacto con el BDSM. No sabes hasta donde quieres o no quieres llegar ni cuales son las tácticas si previamente no te las han explicado bien y las desconoces.
Una sesión BDSM "hard" sin previamente haber establecido unos límites y haber informado bien a la parte sumisa, puede dar lugar a que se cause un rechazo y la persona decida no volver a practicarlo nunca.
Es importante que uno de los dos miembros de la pareja conozca bien el mundo BDSM. Normalmente, los novatos no entienden que sus actos tienen un límite que la sumisa no debe soportar.
El mayor error es cuando las personas involucradas no sólo no tienen ni idea si no que han sido contaminados con ideas erróneas sobre el BDSM. Esto suele dar lugar a que se cuele gente "perjudicial" que da al movimiento un aire agresivo que no tiene.
Puede perjudicar más aún a una sumisa inexperta que desconozca estos límites y crea que es "normal" soportar todo lo que el amo quiera por más que ella sienta dolor o esté en contra de ciertas prácticas.
Los límites se dividen en estos tipos:


Límite absoluto: algo que no debe hacerse bajo ningún concepto. *Rebasar uno de estos límites suele acarrear el fin de la sesión o de la relación.
Límite negociable: algo que sólo se haría bajo circunstancias excepcionales o específicas, como en un momento de gran excitación sexual o con alguien de mucha confianza.
Límite positivo: elemento del que no se puede prescindir. Ejemplo: "sólo me dejaré azotar si no dejas marcas".
Sin límites: no se expone ningún tipo de restricción a las acciones que el dominante puede llevar a cabo.

Normalmente, las relaciones sin límites se dan en parejas BDSM expertas y con una gran confianza. No es necesario ponerlos puesto que la parte sumisa sabe que el dominante no hará nada que la ponga en peligro o le desagrade. Esto pasa cuando la pareja se conoce muy bien.

.

.