Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

7 may. 2014

Tempus fugit.


El tiempo pasa, mucho más rápido de lo que somos conscientes. Decir que corre o vuela es poco, es lo más efímero que existe.
Nos pasamos nuestra vida esperando cosas, muchas veces con ansía y lo único que pasa es la vida ante nuestros ojos.
Vivimos lamentando todo lo que pudimos haber hecho, perdiendo el tiempo soñando en vez de intentar realizar nuestros sueños.
Esto es lo que se suele decir pero seamos realistas. Si trabajas dispones de dinero pero no de tiempo para poder hacer todo lo que deseas. Si no trabajas dispones del tiempo pero careces del dinero necesario para poder realizar tus proyectos.
¿Tenéis sueños baratos o gratis? entonces podéis pero...
Vivimos anclados a una vida rutinaria, con poco tiempo para todo y escasos medios para nada.
La vida que se nos impone, la vida que tenemos. Todo aquello que se supone que debes hacer deja poco espacio para sueños.
Yo tengo muchos sueños, y no renuncio a ellos y, sin embargo, soy totalmente consciente de que no voy a poder realizar la mayoría de ellos, aún así, nunca dejo de soñar.
La pequeña esperanza de tenerlos y poder, quizás, algún día realizarlos, es lo que nos mantiene con vida, con esperanza y con pequeños anhelos.

Somos esclavos, no del tiempo, de nuestra propia vida. Se nos exige sin palabras, dejar de lado todo aquello que deseamos para concentrarnos en lo que debemos hacer.
Las obligaciones es lo que nos pesa y encadena, son cadenas invisibles que nos atan a la tierra.

.

.