Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

2 abr. 2014

Relaciones.


Como siempre digo, no me gusta relacionarme, eso no quiere decir que no sepa o que se me de mal. Al contrario, se me da bastante bien y nunca he tenido enemigos reales o gente que me haya odiado en mi día a día (por internet sí pero es que no valoran mi encanto)

Parto de dos bases:
- La gente (toda) miente y no merece la pena.
- Pese a esto siempre me gusta dar una oportunidad a todo el mundo así que les dejo acercarse (si me trasmiten algo bueno) y ya con el tiempo decido si me interesan en mi vida o no.

No tengo problemas con nadie y, lo normal, es que de primera impresión, la persona me caiga bien. Si me cae mal desde el primer momento me caerá mal siempre. Eso es algo que no cambia. En mi caso nunca me he equivocado con la primera impresión.
Ahora voy con el segundo caso, mucha gente me interesa (normalmente por su intelecto) así que intento saber más de ella.
Cuando digo que me interesa, sólo me refiero a un interés basado en amistad, o ni eso, sólo puede ser que me interese la persona para poder hablar de ciertos temas que con otras personas es complicado.
La cuestión es que lo más normal es que la persona que me cae bien me acabe pareciendo un gilipollas, esto me pasa mucho y es porque no aguanto varias cosas:

- A mis amigos les exijo sinceridad (para eso soy yo la primera que da asco de sincera)
- Las rayadas y neuras desde primera hora no me van. La primera desconfiada soy yo pero no voy rayando a la gente con mis paranoias, más que nada porque es mi problema no el de mis amigos y es cosa mía solucionarlo. No se puede ir con la escopeta cargada apuntando y acusando a todo el mundo. Si no eres capaz de confiar en nadie no hagas nuevos amigos pero no estés rayando a la gente con tus cosas.
- No me gustan las confianzas desde primera hora, creo que es algo que se va ganando poco a poco y no se debe apresurar. La gente que me demuestra "muchas confianzas" me acaban repeliendo de mala manera.
- No me gustan las prisas y no me gusta que intenten interesarse mucho en mí.

En resumen, me gustan las cosas poco a poco. Hablo siempre desde una relación de amistad porque las relaciones amorosas no me van ni las quiero. Sólo me interesa el sexo sin compromiso y jamás lo practicaría con un amigo (ya cometí ese error y es complicar las cosas)
Desde luego, esto viene en relación a algo. Doy la oportunidad a todo el mundo para que me conozca pero
a la mínima que vea algo raro pasaré de la persona en cuestión. No me considero mala persona por ello, sencillamente no quiero gente perjudicial a mi lado y sólo busco a gente que mínimo sea un poco optimista y no me rayen con paranoias sin sentido. Una cosa son los problemas, como amiga estoy para todo lo que la persona quiera pero los fantasmas interiores que se los cure cada uno. Yo vencí los míos, cada cual que venza los suyos. Si intentas salvar a alguien que se hunde pero no quiere ayuda porque se cierra en si mismo, te hundirás con él. Yo no estoy dispuesta a hundirme por nadie.
¿Quieres mi ayuda? la tienes pero en el momento que te cierres se acabó.

Se me acerca gente muy extraña (tanto en mi vida real como en internet) normalmente gente que me ve como una "salvadora". Gente a la que tengo que apartar de mi lado porque detesto que nadie dependa de mí ya que yo jamás dependo ni dependeré de nadie.

Cualquiera puede ser mi amigo con esas pautas. De relaciones amorosas ni me molesto en hablar porque ya lo he hecho otras veces y, ahora mismo, no me interesan lo más mínimo.

.

.