Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

27 abr. 2014

Mostrarse.


Cuesta mostrarse tal cual es uno por el simple hecho del temor que incubamos en nuestro interior a ser dañados. Las personas que han sufrido demasiado construyen a su alrededor un muro impenetrable donde enseñan sólo aquello que ellos eligen mostrar.
La barrera de protección que te escuda de cualquier daño que puedan ocasionarte es, también, la que impide que lleguen a ti, lo que provoca que sigas sintiéndote solo.
El dilema en el que te mueves día tras día y la pregunta que ronda tu cabeza segundo tras segundo es:

¿Puedo confiar en alguien de nuevo?

La respuesta la tiene cada persona en su interior. Puedes volver a confiar y volver a ser traicionado, lo que te hace volver a ponerte la coraza, que se vuelve más dura con cada desengaño. Llega el punto que o bien te cierras en banda o das la "última oportunidad", que nunca lo es.

El ser humano, como todo animal, necesita socializar, nos guste o no. Cuando te cierras en ti mismo y tu mundo acabas sintiéndote más desgraciado que al principio pero ¿puede alguien vivir sin confiar en absolutamente nadie? no lo creo, siempre hay algún amigo o familiar al que necesitas contarle tu dolor, tus inquietudes, tus alegrías...
El ser humano es así, sus alegrías son menos si no las comparte, sus tristezas son más si se las guarda para sí mismo. 
No todo el mundo es así y hay mucha gente, entre la que me incluyo, que ha aprendido a dar lo justo, abrir la mano dando justo aquello que recibes. Estás alerta ante cualquier mínimo cambio de actitud, modificando el tuyo para evitar que te hagan daño. 
No creo que sea una actitud buena ni mala, cada cual elije como vivir su vida haciéndola más fácil para disfrutarla más y sufrir menos. Quizás sea ponerte límites pero ¿qué no los tiene hoy en día?

.

.