Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

24 ene. 2014

Muffin y mi amor por los animales

Tengo un profundo y exagerado amor por todo bicho viviente (excepto el ser humano que da puto asco)
Tengo tres perros, uno de ellos lo dejaron recién nacido y abandonado en la puerta de mi casa. Estaba débil, lleno de bichos y al borde de la muerte.
En mi familia siempre hemos tenido varias mascotas ya que tenemos la suerte de vivir en una casa grande, normalmente, cuando nos encontramos a un animal abandonado, lo ponemos fuerte y sano y luego soy la encargada de buscarle dueño por internet.
Así que... nunca nos ha preocupado tener animales varios puesto que siempre es temporal (salvo mis tres perros fijos)
Muffi fue abandonada el miércoles, mi cuñado se la encontró medio muerta al lado de su hermano (que sí estaba ya muerto) dado como somos con los animales la trajo a casa para lo mismo de siempre. Contando con que es un cachorro precioso no íbamos a tener problemas en encontrarle dueño pero... Muffi tiene un problema bastante jodido de cadera y atrofia muscular ¿resultado? es complicado darla o más aún, es complicado tener la seguridad de que el nuevo dueño no la sacrificará o la dejará dados sus problemas de salud.
Toca quedarnos con Muffi, ella será directamente mi responsabilidad ya que en sí, ninguno de los otros tres perros es realmente mío.
En fin, no entiendo como la gente puede abandonar así a los perros, y más cuando son cachorros y es súper fácil buscarse un poco la vida para encontrar un dueño adecuado. Los animales son los únicos que provocan en mí sentimientos como lástima o dolor. Ver a uno abandonado o muerto, sinceramente, me da el día.
Es curioso porque es algo que jamás me pasa con las personas, soy lo que se llama una descatá y paso bastante de todo el mundo. No soy de las que tiene largas conversaciones con nadie, tampoco dedico tiempo a los demás, no me gusta que me rayen con sus problemas y, siendo sincera, estos me importan una mierda. Ver a una persona llorar sólo me produce incomodidad. Las personas me importan cero pero con los animales... ahí saco todo mi lado sensible y mi corazón.

.

.