Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

26 ene. 2014

La hipocresía extrema de las redes sociales


Hace muchos años que chateo y me paseo por miles de redes sociales o servidores, actualmente sólo lo uso para mi rollo del mundo gótico pero es raro hablar conmigo o que yo siga una conversación, si me hablan soy amable, contesto y poco más. En cuanto a servidores... hace ya mucho que dejé de ser moderadora de los canales y sólo me dedico a entrar, actualizar nicks, dar cuatro saludos y largarme (y lo de los nicks lo hago más por joder que otra cosa)
En mi primer servidor (el de emule) se podría decir que soy "veterana". Me pasaba horas hablando con la gente y moderando y ahí empecé a darme cuenta de lo sumamente triste que es la gente. Te veían una @ y ya era como si fueras una diosa (triste, muy triste)
Había gente con la que hablaba durante horas y todos los días, así que acaba conociéndoles en persona (bueno, para ser justa tardaron cuatro años en convencerme para quedar, por el rollo de que soy lo más asocial que pisa la tierra) y ahí me di cuenta por segunda vez de lo sumamente triste que es, de nuevo, la gente.
En un chat o red social la gente saca o bien el lado que tiene oculto o bien (casi siempre es así) saca una personalidad que no es la suya pero es la que le gustaría tener. El problema es cuando lo primero que te dicen es... "joder, eres igual que por el chat o por tal sitio"
Bien, es que yo para inventarme una vida o una personalidad me inventaría una menos borde y agradable.
Mi problema principal es que a mí me gusta la gente así, arisca, poco sociable, borde y sarcástica.
¿Resultado? por lo visto ser como yo es "guay" (vaya soplapollez) así que la gente tiende a pegárseme y el problema viene porque ellos no son como demuestran en el chat/red social y me acaban aburriendo o asqueando.
Lo raro es que nunca he tenido enemigos y esa gente acaba por adorarme más (cosa que detesto) así que termino siendo brusca para cortar de forma radical (y entiendo que eso hace daño a esas personas)
En las redes sociales veo mucha hipocresía, la gente lame mucho el culo y son bastante falsos (sin contar la personalidad que se crean) así que cuando me dicen "hablas poco, contestas cada mil años, pasas de mí" es justo lo que hago porque paso de relacionarme con nadie.
Soy bastante complicada y si una persona quiere mi interés me tiene que dedicar mucho tiempo, el suficiente para que hablando y hablando consiga que algo de lo que diga me haga querer una conversación y, siendo sincera, aún dedicándome horas me he acabado cansando de la persona.
El mundo me aburre, me aburre mucho y sólo conozco a una persona que mantenga mi interés y es mi mejor amigo. No sé como lo hace pero... es la única persona capaz de tenerme horas hablando con ella y demás.
A veces me asusta lo poco que me importa nadie, no sólo en redes sociales y demás, en mi vida diaria hay mucha gente que se me acerca, están pendientes de mí y aún así no me causan el más mínimo efecto.
A veces parece, como me dice mi familia, que me he vuelto de piedra.

.

.