Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

4 jun. 2013

Mujer,ni sumisa ni devota,te quiero libre,linda y loca

Esta entrada también me la ha inspirado una persona de Ask anónima. Copio y pego pregunta y respuesta antes de entrar en el tema.

Bien, una vez entrado en tema empiezo mi "discurso".
Me preguntan si descanso si hay algo que me haga llorar, me deprima, me haga daño... ect, ect.
Así que voy a hacer un pequeño resumen para que la gente entienda bien quién soy ahora y por qué.
Durante años viví en la sombra, me sentía pequeña y poca cosa en general. Mi mente gritaba muchas cosas pero mis sentimientos la contradecían en todo. 
Cuando tocas un fondo muy profundo de desesperación y dolor ¿que nos queda?
Las opciones son escasas pero es ahí cuando se demuestra la verdadera naturaleza de una persona ¿cuál era la mía? 
Siempre he sido fuerte, ser fuerte siempre fue la única opción que siempre me quedó. Mi vida ha sido bastante dura y gran parte de ella la pasé sumergida en la tristeza más profunda. Un día abres los ojos y te dices a ti misma "Se acabó". Empiezas a encontrar las respuestas a todas y cada una de las preguntas que te hacías. Empiezas a ser consciente de que no debes querer ni cuidar a nadie más que a ti misma. 
Poco a poco resurges y poco a poco vas cambiando tu vida. La seguridad y el amor propio no se consiguen de un día para otro. 
Durante mucho tiempo usé una coraza de odio, indiferencia, dura como el acero y fría como el hielo. Todo me daba igual y nada me afectaba (al menos eso decía mi coraza). 
Hoy en día esa coraza forma parte de mí y se ha fusionado conmigo. No, no soy una persona que llore, ni que me afecten las traiciones, ni que sufra por lo que diga o haga la gente. Sólo hay una persona que me importa y soy yo misma. Soy la única que jamás se traicionará.
Durante un tiempo fui como pude y ahora soy quién quiero. He aprendido a canalizar mis sentimientos de forma productiva haciendo algo con ellos. Al final, nada es negativo.





.

.