Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

21 may. 2013

50 Sombras de Grey


Esta saga cuenta con una polémica desmedida. Mi opinión personal es que no es para tanto y que pese a tener similitudes con el mundo BDSM, no lo veo como una guía o referencia a seguir. El libro, según  desde el prisma que lo mires, te puede encantar u horrorizar. Personalmente veo una relación terriblemente tormentosa con nefastos resultados. ¿Es eso BDSM? pues no, las relaciones BDSM se basan en el consentimiento y amor mutuo. Hay un gran respeto y muchísima comunicación. Eso es algo que no veo en el libro, sólo veo a la protagonista sufrir y sufrir ante el maltrato psicológico de su pareja.
No sé, para mi gusto es aburrido y sólo apto para personas reprimidas con mucha curiosidad (curiosidad que les dejará satisfechos pero que se aleja mucho de la realidad BDSM)
En fin, yo me leí los tres, como sabéis me apasiona el BDSM y pensé que tendría algo que ver, me ha desilusionado y me he dado cuenta de que... una vez más todo lo que se decía del libro era una soplapollez. Es un libro que yo no me volvería a leer pero que me digno a poner en la sección por la gran repercusión, nada merecida, que ha tenido.

Aquí os dejo el argumento:

Cuando la estudiante de literatura Anastasia Steele acude para hacerle una entrevista al joven y exitoso empresario Christian Grey para el periódico universitario en el que colabora, se encuentra con un hombre que le resulta atractivo, enigmático y tremendamente intimidante. Completamente convencida de que su encuentro ha sido todo un fracaso, intenta olvidarse de Grey... hasta que a él se le ocurre aparecer por la tienda de informática en la que Ana trabaja a tiempo parcial. La idealista e inocente Ana se queda asombrada cuando se da cuenta de que desea con todas sus fuerzas a ese hombre, y el que él la advierta de que se mantenga alejada sólo hace que su desesperación por estar con él aumente. Incapaz de resistirse a la inteligencia y serena belleza de Ana y a su espíritu independiente, Grey termina por admitir que también la desea... pero con sus propias condiciones. Consternada, aunque excitada, por las preferencias sexuales de Grey, Ana duda sobre si entablar con él una relación o no. A pesar de todos su éxitos —tanto en el ámbito profesional como en el familiar—, Grey es un hombre lleno de demonios interiores, dominado por la necesidad de tomar el control. Y cuando ambos se embarcan en una apasionada relación física, Ana se da cuenta de que está aprendiendo más sobre sus propias y secretas necesidades de lo que se imaginaba. ¿Podrá esa relación trascender de la pasión física? ¿Podrá Ana someterse a un Amo como Christian? Y, si lo hace, ¿le gustará?

.

.