Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

3 nov. 2012

The BatCave (Parte I)

Cuando el Batcave fue abierto en Julio de 1982 en el 69 de Dean Street, Londres jamás se pensó en el fenomeno cultural que éste expandiria. En esencia, al principio fue previsto como un club para la gente que estuba harta de la New Romantic comercial y querían algo nuevo y más oscuro. Al principio sonaba música glam y electro, pero muchas jovenes bandas góticas también empezaron a formar parte del playlist y gradualmente se hizo más gótico...De hecho fue en este lugar donde se comenzaron a definir los conceptos que ahora rigen el género Goth, y la cultura Dark. Allí la creatividad y el estilo se dimensionaron, el terror y la sangre eran expresiones artísticas tan genuinas como las usuales. Aún la muerte comenzó a apreciarse como algo sublime y hermoso. Los atuendos extravagantes y oscuros se hicieron notar y los rostros pálidos que frecuentaron el lugar lo hicieron un monumento al sentimiento Dark y las manifestaciones de la época. Parecian procesiones funerarias las que dianbulaban en busca de la Batcave en la calle Dean, asi que se le llamo el hogar de los espectros...Pero veamos algunas notas más sobre el comienzo histórico de esta cultura Goth:


A principios de los 80, la juventud inglesa se encontraba en estado de total desánimo. Pasada la resaca del Punk, esta estética que se había presentado como genuina y revolucionaria ocupaba ahora las tapas de las revistas de moda como "Interview" y "The Face". La New Wave, versión pasteurizada del Punk, había tomado los medios por asalto. Grupos de saco arremangado y corbatas finitas reproducían los otrora sonidos punks para las mamás, las nenas y las tías. El Mainstream había "vampirizado" esta estética de lo supuestamente horrible, y podían verse en cualquier vidriera los otrora símbolos de la rebelión. A la vez, el gobierno conservador de Margaret Thatcher no consideraba en nada a los jóvenes de su país. El desempleo y la desazón, más la sensación de que con la muerte del punk se había perdido una oportunidad de cambio, dejaron a los jóvenes británicos en estado de postración.


Fue en esos días en que los chicos más creativos e inquietos de Londres tomaron dos caminos, muy distintos uno del otro. Algunos, esteticistas al máximo, hedonistas, decidieron que solo el brillo y el glamour podrían anestesiarlos de la decadente realidad. Crearon vestimentas vistosas y coloridas, peinados rebuscados, una pose afectada. Se reunieron el un club llamado "Blitz" en el Soho londinense, y los lunes impusieron la "Bowie Night". Estos amantes de una estética andrógina y casi barroca fueron los "New Romantic".

.

.