Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

18 sept. 2012

Pet Shop Horros

En medio de la noche, un enfurecido jefe de la mafia china llama a una pequeña tienda de mascotas de Chinatown, un joven chino le atiende el teléfono y escucha imperturbable como éste le encara el engaño de haber pagado por un tigre, haber recibido solo una pintura de un paisaje y la vergüenza que esto significó frente a los invitados de su fiesta. El joven, conocido como Conde D, le recuerda que mostrarlo a otros es una infracción al contrato de venta. Mientras el hombre se queja, nota como en la pintura se materializa un tigre que poco a poco sale de ella y se prepara para atacarlo; al otro lado de la línea el Conde le comenta que al haber roto el contrato él ya no posee responsabilidades ni obligaciones hacia él y mientras corta el teléfono se pueden oír los gritos del hombre…


Conde D
El Conde D es el misterioso responsable de una tienda de animales exóticos en el Chinatown de Los Angeles. Los animales que el Conde vende (regala, presta o simplemente cambia por caramelos), vienen con un contrato con tres cláusulas importantes. Estas cláusulas cambian dependiendo del animal vendido, y romper este contrato induce (o provoca intencionalmente) consecuencias calamitosas para el comprador (consecuencias siempre relacionadas con los conflictos y problemas de su vida), ante los que la tienda no acepta ninguna responsabilidad, si bien la intención intrínseca es realmente provocar tales sucesos.


Leon Orcot
Detective de la Policía León Orcot es un joven detective que pretende conectar la tienda de animales con muertes misteriosas en la ciudad, ya que la única conexión entre ellos es ser clientes del Conde. Convencido que el Conde D es narcotraficante, contrabandista y tratante de blancas, comienza a investigarlo. Algunas veces ve a D como enemigo y otras como amigo, contradictoriamente no duda en dejar a Christopher a su cuidado y pasa más tiempo en la tienda que en su propio apartamento. Desprecia lo sobrenatural y rechaza ver la forma real de los animales a pesar de poseer las facultades para ello y se niega a creer en las explicaciones que da D para los acontecimientos de los casos, aunque va cambiando esta actitud a medida que progresa la serie.


Jill.
 No conoce al Conde de forma tan cercana como León y Chris, pero lo aprecia y confía en él más de lo que su colega es capaz de demostrar. En más de una ocasión ha bromeado respecto a la relación entre el detective y el Conde, sin embargo apoya la amistad entre ambos y lo que, según ella, pudiese llegar a surgir de esta. La diferencia de León su preferencia por la lógica y el razonamiento deductivo por encima de la intuición y los instintos como lo hace su amigo.



.

.