Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

9 abr. 2012

God Of War

 God of War (literalmente, Dios de la guerra) es un videojuego de acción y aventuras desarrollado por SCE Santa Monica Studio y distribuido por Sony Computer Entertainment en 2005 para Playstation 2. El éxito de God of War ha llevado al desarrollo de cinco juegos adicionales como parte de la serie: God of War: Chains of Olympus, God of War II, God of War: Betrayal, las últimas apariciones del protagonista en la franquicia; God of War III, para PS3 en julio del 2010, y God of War: Ghost of Sparta, para PSP el día 2 de noviembre del mismo año. También, la saga cuenta con una compilación llamada God of War Collection. El protagonista de la saga aparece en Mortal Kombat 9, lanzado el 2011 y en la edición especial de PS3, para jugarse en el modo 1 contra 1.

Kratos nace en Esparta, una provincia griega caracterizada por ser cuna de los mejores guerreros del Imperio. Desde muy pequeño denota gran fuerza, resistencia y tenacidad, a diferencia de su hermano menor, el cual es rechazado por los militares y mandado al exilio. Kratos es reclutado y separado de su madre y hermano, el cual, mientras Kratos es introducido en el arte de la guerra, muere, desciende al reino de Hades y se convierte en una especie de demonio del cual no se sabe hasta la fecha. Con gran maestría, entrenamiento, disciplina y constancia, Kratos va escalando rangos en la milicia espartana, hasta alcanzar el grado de general con miles de falanges, hoplitas y guerreros a su mando.
Uno tras otro, los pueblos bárbaros caían ante sus espléndidas técnicas y artes de la guerra, pero como todo mortal, enfrentaría su destino. Muy al norte de lo que entonces era la zona germana, Kratos enfrenta a un número inimaginable de bárbaros nórdicos, que superaba en creces a su ejército. Sus subordinados fueron cayendo uno a uno, y pesar de que Kratos peleó como nunca, fue superado y acorralado. Como un último intento de salvar su honor y su vida, el espartano en un ultimo y desesperado intento de sobrevivir, convoca a Ares,el dios de la guerra, al cual le prometió ser su mas fiel y leal siervo, a cambio de salvar su vida y su ejercito de la amenaza barbara. En ese instante, el cielo se abrió, la tierra tembló y el aire se secó: el mismísimo Dios de la Guerra, Ares, con sus cabellos de fuego y su armadura fulgurosa, bajo del Olimpo a aceptar el trato.
En un pestañeo el poderoso dios se deshizo de los enemigos de su invocador, despedezándolos, hirviéndoles la sangre, destazándoles la piel, estallandoles la cabeza. Finalmente, Ares deja el golpe de gracia a Kratos, dotándole de las “Espadas del Caos”, una par de sables unidos a unas cadenas. Estas armas quedan adheridas a los brazos de Kratos, como una especie de injertos, éste sería el primer precio que el espartano debería pagar. Como si fueran una extension más de su cuerpo, las “Espadas del Caos” obedecen cada orden y movimiento del cuerpo de Kratos, por lo que con un ligero muñequeo, éste destroza la cabeza del jefe de los bárbaros, saliendo victorioso una vez más...pero a un alto costo. A partir de ahora viviría, mataría por y para el Dios de la guerra. Con su nueva fuerza y poder Kratos se convierte en un ente sediento de guerra, de sangre, tanto que incluso su esposa se pregunta cuanto será suficiente.
Una noche Kratos y su ejército tienen el objetivo de aniquilar una aldea más bajo las ordenes del dios de la guerra Ares. El oráculo de la aldea, una anciana con la visión del futuro de Kratos, le aconseja que no entre al templo dedicado a ella porque ahí encontrara su destino, Kratos no obedece y al entrar comienza una nueva matanza cegado por Ares y por los vapores del templo, cuando termina su tarea descubre con gran frustración que sus últimas víctimas mortales no eran otras que su esposa e hija traídas hasta ahí por el poder de Ares. Ares mientras tanto le dice a Kratos que sin esas distracciones de por medio se convertiría en el guerrero perfecto, Kratos no estaba preparado para ello y las pesadillas de su pasado y el tormento de haber matado a su familia lo persiguen durante diez largos años en los cuales sigue siendo leal a los dioses que le encomendaban tarea tras tarea con la promesa del perdón de sus pecados. Además, para que nunca olvidase su pasado, la anciana oráculo hizo que las cenizas de sus seres queridos se pegasen a la piel de Kratos, dándole un color blanco pálido que hizo que Kratos se ganara el sobrenombre de: “El fantasma de Esparta

.

.