Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

26 dic. 2011

Darkness (El Poema)

Varías de las personas que leen el blog me han preguntado por el poema que aparece en la cabecera. Siendo sincera, yo no hice el diseño y no tenía ni idea de a qué se referían. Finalmente, decidí mirar fijamente la cabecera y sí, efectivamente, hay un poema escrito y medio oculto en ella.
No sé que decir del poema, simplemente es el que hay en la cabecera y no sé por qué, creo que es casualidad porque iba acompañando a la imagen. En fin, aquí lo dejo para los curiosos:

Siempre que me propongo olvidarte
tú regresas a mí con algún detalle
y me debilito ante tus palabras
y desisto nuevamente de dejarte.

Porqué?
No sé porque pasó, pero no puedo
olvidarme de ti, yo siempre quiero
que tu sepas de mí, vuelvo y te escribo
pero tú ni te acuerdas de mí
ni contestas los mensajes que te envío.

Te estoy hablando amor, de que siempre yo he sido
quien da la iniciativa para que nos conectemos
todos los días te envío los versos que te escribo
pero tu no me buscas, ni aceptas que charlemos.

Y nuevamente vuelvo a intentar olvidarte
y entonces otra vez, te decides y vienes
¿que voy a hacer contigo si ya quiero dejarte,
pero tu haces conmigo, lo que mas te conviene?.

Cómo quisiera amor, tenerte entre mis brazos
y entonces te diría que tengo que dejarte,
porque no puede ser que siempre que lo intento
tú aparezcas de nuevo a controlar mis pasos,
a llenarme de ilusiones con este amor que siento
y no puedo dejar ni un minuto de amarte.

Pero nadie es culpable de este amor que no existe
porque nadie me dijo que hay que amar de este modo
si tu y yo nos conocimos en un chat, cuando yo estaba triste
y ni siquiera conozco tu rostro,
pero si tu me pides que te siga, y de mi vida me aleje,
por ti sería capaz de abandonarlo todo
.

.

.