Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

22 feb. 2012

Las Nereidas

Hijas de Nereo y de Doris, la Oceánida. Según la Teogonia de Hesíodo, las Nereidas eran en número de cincuenta, pero otros autores más recientes elevan su número a cien. Es indudable que esta cifra no puede tomarse en sentido estricto, sino como representación de una multitud, a semejanza de las tres
mil oceánidas. Al lado del catálogo de Hesíodo, se encuentran en algunas partes de la Ilíada, en las obras de Virgilio, de Apo-lodoro y de Higinio otros catálogos de nombres de nereidas que no concuerdan ni entre sí, y con relación al de Hesíodo, divergencias que muestran la imaginación de los antiguos helenos, quienes con facilidad creaban nombres y seres mitológicos.
Algunos mitógrafos han dividido las nereidas en dos grandes clases: una de ellas la constituían cincuenta ninfas, hijas de Nereo y de su esposa Doris, y la otra todas las demás hijas de aquel dios en sus amores con otras mujeres, cómodo expediente para conciliar y poner de acuerdo diversas tradiciones.
Las nereidas pueden considerarse como representaciones de la infinita variedad de fenómenos y aspectos del mar; y muchos de sus nombres indican las cualidades físicas que personifican, como Galataia, la que es blanca como la leche, aludiendo a la espuma de las olas; Glauké, la verde; Kymó, la ola, Psamathe, Hiome, Aktais, la que bate las arenas, las rocas, la ribera; Speió, la que penetra en las grutas; Nesó o Nesaie, la que rodea las islas; Eungove, Leiagore, la que murmura dulcemente, etcétera. En forma de comparación con los caballos fogosos, los siguientes epítetos expresan el curso rápido de las olas: Hippcithoe, Hipponoe, Meníppe. Hay nombres de nereidas que expresan el sentimiento de la belleza del mar, como: Agaué, admirable, magnífica; Pasithea, divina en todo; Thalie, floreciente; Epató, amable; Melite, dulce como la miel. Hay epítetos que se refieren a las nereidas consideradas como personificaciones de las olas del mar; tales son: Pontopóreia, la que conduce los navios más allá del mar; Férusa, la que los lleva; Prathéy la que los empuja; Ropompe, la que los guía favorablemente; Sao, la que les procura la salud; Eulimene, la que los conduce a buen puerto. Otros nombres de las nereidas se refieren a distintas cualidades de éstas.
La mitología pone como ordinaria morada de las nereidas al Océano, en cuyo fondo habitan en compañía de su padre. Pín-daro las representa sentadas en altos tronos adornados con oro. Como su padre, las nereidas son divinidades bienhechoras y protectoras. Los navegantes las invocan para obtener una feliz travesía, y se les ofrecen sacrificios juntamente con Poseidón y Anfítrite.
El culto de las nereidas se extendió por todas las costas del Mediterráneo, especialmente en el cabo Sepias (Tesalia), en Eritrea (Beocia), en el istmo de Corinto, en Délos, Lesbos, Coreira, etcétera. Pausanias menciona el culto de la nereida Doto en Cabala, ciudad de la costa de Siria.
Las representaciones gráficas de las nereidas son en gran número en las obras del arte griego, como vasos, objetos de barro cocido, frescos, mármoles, bronces, joyas, monedas, piedras grabadas, sarcófagos, etcétera. Son raras las figuras aisladas. Las estatuas que han llegado hasta nuestros tiempos parece que primitivamente formaron parte de conjuntos de ellas. Tales son, por ejemplo, las dos nereidas, cogidas sobre caballos, que adornaban las acroteras del Asclepieo de Epidauro, y otras muchas representaciones.
La concepción de las nereidas en forma de monstruos marinos es excepcional y particular del arte romano, y se representa con frecuencia en los sarcófagos romanos. Según la opinión más generalmente adoptada, su imagen recuerda que después de la muerte ellas guían las almas de los justos a las Islas Bienaventuradas. En la Etiópida de Aretino se muestra a Aquiles difunto, conducido triunfalmente a la isla de Lenke por un cortejo de nereidas.
Generalmente se las representa en forma mitad pez y mitad mujer. El tridente, el delfín y una rama de coral, todo agrupado, son sus símbolos.

.

.