Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

7 nov. 2011

La Historia de Lobo

Hace mucho tiempo, en los días anteriores al hombre, el mundo era un lugar resplandeciente. Gaia cuidaba de Sus tierras y Sus hijos, los animales, y estaba contenta con lo que veía. Pero a lo lejos, en los negros lugares entre las estrellas, una gran Oscuridad contempló este maravilloso mundo y lo codició. Voló desde más allá del cielo y tomó el espíritu de la propia Gaia, enterrándose después en el vientre del mundo con su presa.

Sin las bendiciones de Gaia, el mundo se marchitó. La oscuridad empezó a gotear desde el cielo y la tierra a desvanecerse en plagas. En respuesta, los señores de las bestias (León, Halcón, Grifo, Pegaso, Ciervo, Quimera y el resto) se reunieron en consejo bajo el Árbol Mundial. Allí discutieron durante horas, cada uno reclamando un lugar en la partida de guerra para rescatar a la Madre.

Finalmente, Lobo pidió acompañar a los demás animales en el rescate de Gaia. Pero ellos se rieron de su presunción: Unicornio le llamó salvaje, mientras León afirmaba que su sangre era innoble. Quimera dijo que Lobo era un idiota, y Pegaso le llamó mestizo. Nadie aceptó a Lobo en la partida, y le dejaron esperando en el Vientre del Mundo mientras descendían al reino de la Oscuridad no viva.
Siguieron al embrujador sonido de la voz de Gaia hasta las puertas de la Logia de la Cosa Oscura, donde exigieron a la Oscuridad que liberase a la Madre. -- "¡Somos muchos para ti!" --, gritaron. -- "¡No tienes ninguna posibilidad contra nosotros!" --

Pero la Oscuridad era mucho más poderosa de lo que habían pensado: se alzó de la logia como una ola y los arrastró a todos en los gélidos recovecos de su ser. León intentó abrirse paso con sus garras, pero el frío le arrebató la fuerza. Quimera no pudo pronunciar hechizos, y Unicornio apenas fue capaz de sacudir la cabeza. Uno a uno fueron cayendo entumecidos. Y con una risa como la de una montaña, la Cosa Oscura les escupió de vuelta al mundo iluminado por el sol y volvió su atención a la cautiva.

Lobo acudió junto a los señores animales y lamió sus heridas. Después gruñó en tono grave: -- "No podemos permitir que venza la Oscuridad. Iré y lucharé por el espíritu de la Madre Gaia." --

Los demás volvieron a reír amargamente. -- "¿Crees que tienes alguna oportunidad?" -- preguntó León. -- "Nosotros, los más grandes hijos de Gaia hemos fracasado ante ese monstruo. ¿Qué vas a hacer tú?" -- Pero Halcón alzó su ala rota y dijo: -- "Nosotros hemos fallado. No nos cuesta nada dejar que otro animal, incluso tan bajo como Lobo, intente liberar a nuestra Madre." --

Así, los derrotados y magullados animales cedieron, y permitieron que Lobo entrase en el vientre del Mundo y recorriese el largo, solitario y frío túnel hasta la Oscuridad. Pero cuando llegó a la Logia de la Cosa Oscura, no lanzó un desafío, sino que se introdujo silenciosamente en el interior. Allí vio cómo la Oscuridad obligaba al espíritu de Gaia a cantar para ella. Y mientras Ella cantaba, el pequeño, blando y pulsátil corazón de la Oscuridad latía con una terrible vida. Lobo se arrastró hasta la Oscuridad y atacó. Hundió sus colmillos en aquella asquerosidad y cerró sus terribles mandíbulas sobre el corazón de la Cosa Oscura. Ésta aulló con una voz que hizo temblar el mundo.

-- "¡Te destruiré!" -- , retumbó la Oscuridad, y golpeó a Lobo para arrancarle la vida...
Lobo mordió más fuerte.
-- "¡La mataré!" -- , amenazó la Oscuridad, y sacudió a la cautiva Gaia...
Lobo mordió más fuerte.
-- "¡Loco! ¡Moriremos los tres!" -- , gimió la Oscuridad...
Lobo mordió más fuerte y sintió que el corazón empezaba a romperse.

Y así llegó la Muerte para los tres. Cuando les alcanzaba, la Oscuridad cedió, liberando el espíritu de Gaia del oscuro inframundo y devolviéndola a las tierras superiores.

-- "¡Ya está libre! ¡Suelta mi corazón!" -- , imploró la Oscuridad....
Lobo mordió más fuerte. La Muerte se inclinó sobre Lobo y le tocó. Lobo no pudo seguir mordiendo.
En las tierras sobre el Vientre del Mundo, la vida volvió a los bosques, valles, montañas y océanos. Los animales heridos alzaron la vista para ver libre a Gaia una vez más, y se regocijaron. -- "¡Lobo ha liberado a Gaia!" -- , gritaron. -- "¡Gloria a Lobo!" --

Pero ¡ay! Lobo no aparecía. Y los animales dejaron caer la cabeza abatidos. Y Gaia dijo a las bestias congregadas: -- "Mis más poderosos animales cayeron ante el enemigo, sólo mi Lobo pudo salvarme. Desde ahora, todos los animales honrarán a Lobo, y se reverenciarán, y les servirán como espíritus tótem. Y Halcón servirá a los más altos de los Lobos, pues sólo Halcón creyó en Lobo." --
-- "Pero ¡ay!," -- lloró Halcón, -- "¡Lobo ha aparecido!" --
Gaia alzó los brazos con el cuerpo de Lobo. -- "Lobo ha muerto para que la Vida pueda vivir. A partir de ahora, Lobo conocerá el secreto de Gaia y el secreto de la Muerte." --

Y, ¡oh, maravilla!, Lobo volvió a la Vida.

-- "Ya que ha traspasado el dominio de la Muerte, el pelaje de Lobo será el más puro blanco." -- dijo Gaia. -- "Cuando cree a los humanos, Lobo será el intermediario. Recorrerá los reinos entre los animales y la humanidad, y tendrá su hogar en ambas tierras. Y de Humano y Lobo crearé un protector: un gran cazador espiritual de atrevido coraje y rica sabiduría." --

Y por decreto de Gaia, Lobo se convirtió en su protector en todas las cosas, en todas las formas y en todo momento.

.

.