Traductor

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documental Spain cartas de presentación Italian xo Dutch películas un link Russian templates google Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified


YA NO ESPERO A QUE PASE LA TORMENTA, APRENDÍ A CAMINAR BAJO LA LLUVIA

18 nov. 2011

Favole I

Favole 1. Lágrimas de piedra, que logró sorprender a todos los sectores del público por la calidad tanto de textos como de ilustraciones, así como por la espléndida edición de Norma Cómics en papel de calidad, tapa dura con un grabado y sobrecubiertas. Así, la obra de Victoria Francés, una total desconocida hasta el momento, se convirtió en la revelación de la temporada, cosa que se demostró en los diversos salones a los que acudió la autora.Tras una introducción en la que explica, más o menos, los motivos que la han llevado a escribir e ilustrar “Favole” (más bien su fuente de inspiración), arranca el prólogo, en el que se nos presenta a Ezequiel, un poderoso vampiro que se convertirá en una de las figuras centrales de la obra, y a través de sus recuerdos iremos conociendo las diversas historias que conforman el universo de “Favole”.En el primer relato (llamadlo parte, capítulo…como prefiráis), Vírgenes del lago, conocemos a Lavernne, convertida en reina del lodo y los pantanos por el mordisco fatal de Ezequiel. El dibujo es algo más “flojo” (a la genial manera en que lo es), con un uso del color más plano y oscuro que en otros. Empiezan a dibujarse, por otro lado, las pautas que se convertirán en tónica durante toda la obra: doncellas virginales enfundadas en largos vestidos, con gesto triste y melancólico, y lágrimas negras descendiendo por sus mejillas. El texto que acompaña a las ilustraciones, si bien sirve como complemento más que adecuado, es aún algo denso, aunque poco a poco es fácil adaptarse al personal estilo de la autora.El segundo capítulo, Ángeles del silencio, se centra en la figura de Marquise, una hermosa dama rumana enamorada de un ángel de piedra y de su propio violín. Ella misma inicia a Ezequiel en los rudimentos de este arte, y cae presa de su abrazo vampírico. Aquí el dibujo mantiene el estilo, si bien algo más trabajado y detallista, y adquiere una mayor gama de colores. El violín se convertirá, además, en uno de los objetos recurrentes de la obra. En conjunto, resulta una historia muy bonita, y la misma portada es una imagen de Marquise abrazada a su bienamado ángel de piedra.La tercera y última parte, Teatro de máscaras, introduce a la que se convertirá en protagonista (o al menos personaje conductor) de la obra en el resto de entregas. Favole, la doncella veneciana a quien Ezequiel rescató de una terrible muerte bajo una tormenta de nieve. En esta dama espectral podemos reconocer bastante bien los rasgos de la propia autora (acentuados sobre todo en los libros posteriores). Las ilustraciones de este fragmento son probablemente las mejores del tomo, y recogen, además de hermosas y etéreas imágenes de ciudades como Génova y Venecia, diversas ilustraciones de las ensoñaciones de Ezequiel y la propia Favole. Destaca entre todas las demás una imagen de la joven pelirroja tendida en un lecho de hojarasca, aferrada a su violín y con un gesto de sufrimiento perfectamente capturado. El texto, al igual que en los otros dos relatos, es un acompañamiento agradable para las ilustraciones, y que hilvana la historia de forma maravillosa.

Descarga Favole I - Lágrimas de Piedra:

http://www.bookzdb.com/favole-lagrimas-de-pedra-victoria-frances--pdf.html

.

.